Dos Requisitos para Enseñar Arquitectura

00045

Hace muchos pero muchos años atrás, cuando era un niño y creía en Papá Noel, fui moderador en una charla en el Colegio de Arquitectos llamada ‘La enseñanza de la arquitectura’. Se invitaron a docentes de distintas facultades locales para discutir sobre el estado actual de la educación en los talleres de diseño de las escuelas de arquitectura. Íbamos saltando de tema en tema, contando anécdotas, haciendo analogías entre la enseñanza de ahora y la de hace años, etc. cuando uno de los docentes hizo hincapié en que uno de los factores de que la enseñanza esté bajando de nivel era que los estudiantes que llegaban recién salidos del colegio venían con un nivel de comprensión y abstracción bajísimo, o sea, dicho en otras palabras, que hoy es mucho más difícil enseñar arquitectura porque los estudiantes que ingresan a la facultad al parecer son menos listos o preparados que los de antes. Cuentan con menos recursos y menos capacidad para imaginar o crear. Son más cerrados y muchos tienen problemas de comprensión de lectura y redacción. Todo esto se veía reflejado en los nuevos cursos que habían incorporado a la malla como orientación, tutorías o actividades formativas, la reducción del rigor en los trabajos o la disciplina (cierre de puertas o puntos menos en las entregas a deshora) debido a los reclamos de los padres, reducción de jalados, etc. De pronto el panel de docentes entero junto a algunos invitados -docentes también- acapararon la charla con anécdotas personales en torno a esta premisa. Cuando terminaron de intercambiar historias decidí cambiarles el tema, salirme del rollo sobre los estudiantes y preguntarles acerca de la docencia misma; lo elaboré algo así:

«A mi me han llamado colegas amigos míos de cada una de las facultades acá en Trujillo para preguntarme si estaba interesado en enseñar. Cuando les decía que no porque no tenía estudios ni experiencia en educación, todos me decían que eso no era importante y que podía aprender en el camino. Que el director de escuela estaba buscando llenar los puestos y mejor si era con gente de confianza, entonces, les pregunto:

Uno, ¿cuál es el proceso de convocatoria, selección y asignación de cursos para los docentes de la facultad? porque conozco a muchos colegas que han entrado así, con solo dos requisitos: ser arquitecto y tener un amigo dentro; algunos ni siquiera con conocimiento sobre el curso que iban a dictar y dos, ¿qué cursos, capacitación o estudios sobre pedagogía se requieren para ser docente de arquitectura? Los docentes que ya están dentro ¿Qué metodologías pedagógicas aplican? ¿Manejan teorías educativas? ¿Cuáles? y de ser así, ¿investigan sobre nuevas posturas educativas? «

Silencio total. Cuando volvieron en sí empezaron a esbozar algunas respuestas protocolares, argumentos diplomáticos con tufillo administrativo tratando de detallar el proceso ‘transparente’ de contratación mientras defendían la capacidad de la plana docente, y aunque ninguno admitió lo que acababa de decir tampoco se atrevieron a desmentirlo. Prefirieron congelar el tema. Tampoco insistí. Cuando terminamos la charla y la mayoría de invitados se había retirado, unos estudiantes se acercaron y me dijeron: «Arquitecto, la próxima invítenos a nosotros que también tenemos un montón, pero un montón qué decir». —»Sí, me imagino»— les respondí.


Autor | David Gutierrez | Arquitecto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: