Semanas Flojas de Arquitectura

Un breve comentario acerca de la Semana de Arquitectura en la UPAO (ahora que estoy encerrado hasta las 5pm) y por qué creo que es todo menos una Semana de Arquitectura.

¿Para qué sirve una Semana de Arquitectura? Aparte de difundir la producción arquitectónica de los estudiantes, me parece que lo más importante es promover los valores de la arquitectura y el urbanismo para acercarlos a la sociedad. Promover la reflexión sobre el estado actual de nuestra ciudad y presentar las nuevas propuestas de solución (proyectuales y de investigación) que la universidad ha desarrollado a lo largo del año. Para esto se desarrollan charlas, exposiciones y mesas redondas que promuevan estos objetivos. Que los estudiantes sean confrontados con diversos puntos de vista sobre su ciudad. Que se cuestionen para incentivar su creatividad.

La arquitectura en nuestro país pasa por una crisis. Trujillo crece sin planificación y sus políticas de desarrollo territorial son deficientes. La carencia de espacios públicos es alarmante y el manejo de nuestro Centro Histórico es un desastre, etc. etc. etc. Los problemas que deben tocar nuestras facultades de arquitectura son muchísimos y parece que en lugar de preocuparse por ellos prefieren promover la venta de termas solares y pre fabricados.

La Semana de Arquitectura en la UPAO es una feria de la construcción. Más del 70% de los eventos programados están destinados a ingeniería, premiaciones y relajo. Empresas como Comercial Jonás, Dino, Italpanel, Tubos galvanizados Tupemesa o Termas Solares Termoinox sólo buscan tener un espacio para la venta de sus productos. Sus charlas son speeches comerciales que no colaboran en nada con la discusión que necesitamos. El 30% restante son temas relacionados a la sostenibilidad. Redundantes y sosos que sólo sirven para deslumbrar al estudiante porque carecen de iniciativas de participación ciudadana o visión política real. El tema se vuelve superficial y sin aporte alguno.

Es una lástima que se pierdan oportunidades para el debate y la reflexión en nuestras facultades de arquitectura. No es necesario traer a Aravena o Sejima para llevar a cabo una Semana de Arquitectura interesante porque el diálogo se puede generar desde adentro, con los docentes, los estudiantes, políticos, colectivos, agrupaciones, etc., o sea, los actores directos. Las soluciones a muchos de los problemas de nuestra ciudad y su patrimonio tienen que surgir de las facultades y sus estudiantes. Pero si sólo los organizamos para pasacalles o les mostramos cómo automatizar una casa para que apaguen el televisor o cierren las cortinas desde su celular sólo estamos vendiéndoles humo y colaborando con la banalidad y lamentablemente, cavando más profundo el agujero educativo en el que ya estamos.

Me mandaron el programa de la Semana de Arquitectura de la UPN a raíz del breve comentario sobre el programa de la Semana de Arquitectura de la UPAO que realicé hace algunos días. Me dijeron que «no raje demasiado» ya que «se hace lo que se puede con los recursos que se tiene». Muy bien por eso pero por ahí no va el tema. No creo que se necesiten grandes recursos para sacar adelante una Semana de Arquitectura que aporte significativamente con el desarrollo de la ciudad. La producción de los estudiantes debería ser suficiente para generar debates interesantes, claro, siempre y cuando esta producción haya sido significativa y de sólido contenido durante el año.

Creo que el tema va más allá del recurso económico y pasa por el aporte proyectual y de investigación que las facultades de arquitectura están ofreciendo. Lo óptimo sería que la producción interna de cada facultad promueva el debate sobre los problemas arquitectónicos y urbanos actuales de la ciudad. Trujillo tiene problemas graves como la carencia de espacios públicos, la construcción ilegal, la falta de planificación, el crecimiento desordenado, un Centro Histórico hundiéndose cada vez más en la negligencia y el descuido, etc. que necesitan de la atención urgente de los nuevos arquitectos. Pero sin trabajos de investigación, charlas o discusiones que toquen directamente estos temas no estamos aportando en nada. Estos problemas no se resolverán con charlas sobre las nuevas tendencias de interiores o exposiciones sobre tubos galvanizados y sistemas de refrigeración. La banalización de la profesión es preocupante. No se pueden formar estudiantes de espaldas a su realidad.

No es el billete, es el contenido. La falta de compromiso e irresponsabilidad con la ciudad por parte de las facultades de arquitectura las han llevado a tapar sus limitaciones con pasacalles, entretenimientos, ponencias superfluas o -cuando el presupuesto se los permite- las ya desgastadas exposiciones de Longhi o Ciriani que ahora sirven más para los selfies de los estudiantes que para transmitir conocimiento o conciencia sobre la situación de la arquitectura, el patrimonio o urbanismo en nuestro país.

Ahora, sin un rumbo visible, alguien me puede decir ¿cuál es el objetivo real de las facultades de arquitectura en nuestro país? ¿A qué apuntan?

Semana ARQUPN

Ya para cerrar los comentarios sobre las ‘Semanas de Arquitectura’ de nuestras facultades locales sólo faltaba conocer la propuesta de la UCV. Su facultad ha optado por promover concursos internos de talentos (diseño de interiores, paneles, fotografía, musicales, etc.) previa cuota de inscripción y premios en efectivo. No hay mucho qué comentar al respecto, hablar sobre la falta de contenido o compromiso con los problemas actuales de la arquitectura y la ciudad sería un ejercicio cansino y redundante (aunque necesario).

Las ‘Semanas de Arquitectura’ de las universidades son un buen termómetro para conocer la producción y compromiso de las facultades de arquitectura con la realidad de la ciudad y su problemática. Si esta responsabilidad no se fomenta desde la formación seguirán graduándose profesionales que no aportarán con las soluciones que necesitamos. Esto genera un gran vacío en el campo de la arquitectura y urbanismo en nuestro país. Otro tema es la ausencia de centros de estudiantes y de investigación en las facultades particulares. Sin el aporte de estas iniciativas la producción de la universidad se limita a la difusión de los temas de la currícula ya establecida donde los debates, charlas o conversatorios de nuevos temas que fomenten el sentido crítico en los estudiantes quedan excluidos y el intercambio de ideas se vuelve una tarea estéril. La facultad de arquitectura de la UNT cuenta con cierta ventaja al contar con un ‘Centro de Estudiantes de Arquitectura y Urbanismo‘, que pese a las limitaciones o falta de recursos impulsaron una Semana con exposiciones sobre territorio, vivienda, espacio público y sociedad, temas que considero importante empezar a tocar desde la universidad. Prueba de que la falta de recursos económicos (justificación de algunas facultades) no es impedimento para realizar charlas que lleven a los estudiantes a la reflexión. Es una pena que ninguna de las particulares haya presentado una propuesta de una Semana de la Arquitectura más allá de la promoción de actividades de recreación y entretenimiento estudiantil con algunos chispazos débiles de muestra académica, muchas veces puesta en manos de las empresas de materiales y proveedores de acabados reforzando el sueño de la constructora propia más que el deseo de aportar a su sociedad a través de la arquitectura y la planificación. ¿Qué tipo de profesionales están saliendo? Como dije anteriormente, de qué sirve contar con más arquitectos si cada vez vamos a tener menos arquitectura.

Tengo colegas docentes con muy buena voluntad que me cuentan de los esfuerzos que realizan para sacar adelante las ideas que tienen en una institución que parece no importarle fomentar el debate y la investigación. Para ellos, la solución tal vez radique en promover alternativas en paralelo que favorezcan la libertad de creación y diálogo para los estudiantes, algo que las facultades (sobre todo las privadas) se han encargado de silenciar en los últimos años. Las iniciativas están, es cuestión de aterrizarlas.


Autor: David Gutierrez | Arquitecto

 

 

3 comentarios sobre “Semanas Flojas de Arquitectura

Agrega el tuyo

  1. Acabó de descubrir su portal web y me parece demasiado interesante !! muchas gracias por compartir ideas tan precisas que se necesitan saber y entender para poder recuperar lo que significa arquitectura en estos tiempos, quizás aún soy estudiante pero tenemos metas y mucho por lo cual trabajar. Todos sus artículos son muy buenos. saludos!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: